Le prohíben llevar pañuelos étnicos al trabajo y respondió con un cosplay diario

Le prohíben llevar pañuelos étnicos al trabajo y respondió con un cosplay diario

De esta manera pudo sortear el ridículo código de vestimenta que le había pretendido imponer su jefa.

 

Un caso de ridícula discriminación estalló en Estados Unidos e impactó en las redes sociales. Una empresa le prohibió a June Rivas, de Chicago, vestir pañuelos considerados “étnicos” o “religiosos” sobre su cabeza por lo que decidió sortear la insólita medida con un artilugio.

 

 

June lanzó una queja por acoso contra su jefa por la imposición de un ridículo código de vestimenta. Le prohibieron usar sombreros, sandalias, escotes y “pañuelos culturales en la cabeza”.

 

Según explicó la propia Rivas en su cuenta de Facebook, la única exigencia que existía hasta entonces era acudir “limpio y ordenado” al puesto de trabajo, algo que cumplía a la perfección. Rivas tuvo entonces una ingeniosa idea: ella es cosplayer, especialista en disfraces, por lo que decidió ir a trabajar cada día como un superhéroe o personaje de ficción diferente.

 

Rivas decidió acudir al trabajo con un cosplay diferente cada día. Esto consiste en disfrazarse a un nivel de perfección digno de una convención de cómics. Se vistió de Storm de los X-Men, de la Princess Leia de Star Wars, vulcana de Star Trek, la mujer invisible de Los 4 fantásticos y otra serie de cosplays. Su jefa no podía decirle nada puesto que estaba cumpliendo por completo el reglamento, el cual nada decía de la prohibición de llevar pelucas, lentes de contactos de colores, disfraces o bello facial artificial.

 

Comentarios