El desconsuelo de un nene porque le metieron un gol

El arquero es una de las posiciones menos agradecidas en el terreno de juego. Un error puede no perdonarse nunca y se arrastra para el resto de la carrera. Es el jugador que tiene la responsabilidad última de evitar el gol y eso le pesa a cualquiera, más a un nene.

 

Quizá es por eso que el pequeño Tobías Mendoza odia ser arquero y así se lo dijo entre lágrimas a sus padres, quienes viendo la desesperación de su hijo lo grabaron y lo subieron a las redes sociales.

 

El video se volvió viral por la sinceridad del chico, que estaba furioso porque le metieron un gol en caño. “Es la posición más aburrida que hay porque tenés que esperar hasta que la pelota venga”, lamenta Mendoza. “Voy a ser jugador ahora”, afirma.

 

Comentarios