La curiosa estrategia de Facebook para mantenerse seguro

La explicación sorprendió a varios de los presentes, no sólo por su simpleza, sino por el método con el cual Facebook asegura tener a resguardo la información de sus usuarios.

Según reveló el jefe de Seguridad de Facebook, Alex Stamos, durante la Web Summit 2016, la compañía compra en el mercado negro bases de datos con cuentas hackeadas.

En base a lo explicado por el ejecutivo, su equipo cruza las contraseñas compradas con sus propios registros. En caso de coincidencias, Facebook envía a los usuarios vulnerables una notificación para que cambien su password lo antes posible.

Stamos cuestionó el mal hábito de repetir siempre la misma contraseña. “La reutilización de passwords es la causa número uno de daño entre los usuarios de la red”, puntualizó. “Podemos desarrollar sistemas de software perfectamente seguros y aún así la gente sale lastimada”, lamentó.

 

Comentarios